Cambiar moneda
Tema - Narrativa
ISBN:
978-956-00-0482-6
Formato:
14 x 21,5 cms
Nº de páginas:
194
Peso:
0,370
Año de publicación:  
2014
precio normal: $10.000 CLP
en linea: $9.200 CLP
Agregar al carro
Miguel del Campo Zaldívar Sin redención
 Tras varios años de matrimonio, Andrés Toro descubre que Leonor, su mujer, frecuenta un motel clandestino. Pero su sorpresa no termina ahí: en el recinto los clientes se inscriben y eligen un cuarto sin saber quién les hará compañía. Un mes más tarde, Leonor aparece muerta en el baño de una de las habitaciones.

Así comienza Sin redención, una historia policial donde la identidad del asesino no es el único enigma. El perfil de la víctima —una doctora en Bioquímica que trabaja en la Universidad de Chile— no coincide con las circunstancias macabras de su muerte, y la habilidad del detective que toma el caso no se despliega exclusivamente para hacerlos coincidir. El comisario Vargas lleva treinta años trabajando en la Brigada de Homicidios de la PDI y, mientras intenta descubrir al asesino de Leonor, es citado a declarar por el caso de Tucapel Jiménez. Esta maniobra —situar al margen un caso de violación a los derechos humanos— parece revelar mejor la lógica del encubrimiento que su más tradicional enfoque en primer plano. Vargas no es, en ningún caso, un mero producto de sus experiencias pasadas.

Y es que Sin redención tiene la gracia de utilizar la sicología más como lógica que como explicación de la conducta de sus personajes: al contrario del puzle que se arma si las partes se reúnen, la verdad de los personajes de Miguel del Campo emerge solo cuando ellos son capaces de extirpar una parte de sí. En este sentido, la novela combina lo mejor de la estructura detectivesca con una reflexión que aparenta desmentirla: si todo calza, si la justicia se cumple cuando cada uno recibe lo que merece, entonces no hay posibilidad de redención. Lo interesante es que nada se nos dice acerca del modo en que podríamos alcanzarla. Y lo notable, que una vez que se ha leído la primera página es imposible dejar de leer.