Cambiar moneda
Tema - Ciencias Sociales y Humanas
ISBN:
978-956-00-0784-1
Formato:
14 x 21,5 cms.
Nº de páginas:
184
Peso:
0,350
Coedición:
Fundación Ebert
Año de publicación:  
2016
precio normal: $8.000 CLP
en linea: $7.400 CLP
Agregar al carro
Manuel Antonio Garreton La gran ruptura. Institucionalidad política y actores sociales en el Chile del siglo XXI
En Chile, el movimiento por los derechos sociales, políticos y culturales se ha mostrado irreductible a las formas de representación y de poder real que propone el sistema político institucional. Para ningún actor es sencilla la tarea. Por un lado, el enorme movimiento social alcanza gran legitimidad en la defensa de los derechos, pero resulta incapaz de construir un argumento en perspectiva de poder político ciudadano, para así disputar el poder constituyente-democratizador. Por otro lado, los actores políticos clásicos (partidos, elites) gozan del mayor poder institucional, pero atraviesan por un proceso profundo de crisis. 
Ante dicha escena, los autores y autoras de este libro indagan en múltiples dimensiones que forman parte de este nudo sociológico, político e histórico: la estructura económica, el componente cultural de lo social, y las formaciones políticas en transición. Sin excepción, coinciden en el diagnóstico de ruptura; es decir, concluyen en el carácter estructural de la crisis. Manuel Antonio Garretón, coordinador del volumen, describe el proceso y actualidad de esta crisis:
Hablamos de crisis estructural cuando lo que está en juego son los principios en que se basa un determinado sistema socioeconómico y político. En Chile, el sistema socioeconómico se basa en el principio de predominio del dinero, el lucro, el mercado y el interés privado por sobre lo público, lo común, el Estado, lo social. Y el sistema institucional y político está construido para preservar, reproducir y encarnar en comportamientos colectivos y en instituciones este principio, y de ello da cuenta la Constitución de 1980, que rige aún […]. Esta es la contradicción y crisis estructural, de la que sólo se sale con un cambio radical y de fondo: el reemplazo del modelo socioeconómico y un nuevo sistema político-institucional.