Un puñado de cenizas: Nicanor Parra para lectores activos antiguos y nuevos



Desde la vanguardia a la post vanguardia, indagó el académico y poeta Naín Nómez encargado de elegir los poemas  para la antología de Nicanor Parra “Un puñado de cenizas”, editada recién por LOM y que está en librerías de todo el país desde este lunes.

El libro abarca la producción poética del autor desde 1937 a 2001 y contiene poemas de su primera etapa de escritura hasta otros más recientes, algunos de estos inéditos, o casi, como señala Nómez en su prólogo: “En esta antología, en la que se explora una ruta que no por reconocida deja de ser siempre novedosa y que va de su olvidado libro primerizo Cancionero sin nombre hasta algunos recientes poemas relativamente inéditos, queremos dialogar con esos lectores activos para quienes el antipoeta siempre tuvo y tendrá algo nuevo que decir”, explica el académico.

Nicanor Parra cumplirá 101 años en septiembre y LOM 25, desde su creación, en octubre. La conjunción de ambos aniversarios ha permitido la aparición de esta antología en la cual Nómez venía trabajando desde hace un tiempo y que abarca más de 60 años de escritura.

El académico sitúa la obra de Parra en su contexto explicando, en parte, la razón del impacto de su propuesta en la escritura vanguardista: “Cuando Parra, con gran intuición, alude a la necesidad de religar el arte con la vida, está devolviendo al poeta moderno aquello que se propusieron Baudelaire y Rimbaud en el origen de la fractura con el mundo burgués” dice, refiriéndose a la escritura de aquellos otros vanguardistas de comienzos del siglo XX que a fuerza de querer romper con todo terminaron sumergidos en “un cúmulo de metáforas”.

Nómez rescata una entrevista que Parra dio a Mario Benedetti en 1969, en la que define su elección en la escritura: «Crear vida en palabra: realmente eso es lo que me pareció que tenía que ser la poesía. Una vez que se acepta ese punto de partida, caben muchas cosas en la poesía: no tan solo las voces impostadas, sino también las voces naturales; no tan solo los sentimientos nobles, sino también los otros; no tan solo el llanto, sino también la risa; no tan solo la belleza, sino también la fealdad».

El libro de 268 páginas lleva en su portada y contraportada fotografías de Claudio Pérez. Se trata de una “pequeña gran selección”, con un tiraje de diez mil ejemplares, con el objetivo de hacer llegar poesía del centenario poeta a todos quienes quieran leerla.